Menu

¿Reemplazará la tecnología a los docentes?



Share with:

FacebookTwitterGoogle


Esto es como poner un espejo en la pared o tener una bola mágica (vaya… estos suelen ser conceptos medievales en sí) pero ¿cómo se verá un aula la próxima década?

Esto suena un tanto preocupante para el sector educativo llámese profesor y directivos, pero es un hecho de que las tecnologías y pedagogías están en constante evolución, lo que a su vez, están cambiando la forma en que los profesores enseñan, los estudiantes aprenden a la vez que el entorno de enseñanza en su totalidad se está modificando.

Vídeo: YouTube

Muchos educadores y diseñadores se preguntan: “¿Cómo será el aula del futuro? ¿Cómo cambiará mi trabajo?

Incluso ni el mejor “clarividente” nos puede dar respuestas.

Pero podemos especular, de acuerdo con las tendencias actuales de la clase. Con lo que tenemos actualmente podemos darnos una idea de lo que podría estar por delante para los profesores y los estudiantes del siglo XXI en ya casi entrada la 3a década…

Lo que sabemos…

Seguramente te encontrarás de acuerdo que la tecnología llegó para quedarse.

Hace cinco años, pocos pudieron haber predicho el grado en que la tecnología permearía nuestro ecosistema educativo.

Hoy en día, el uso de dispositivos de tableta es relativamente omnipresente y los términos “maker space” y “coding dojo” son aceptados en lengua vernácula.

Por ejemplo en el colegio de mis hijos, desde el ciclo escolar pasado el concepto de “ Aula Maker” llegó para tomar el lugar del “salón de cómputo”.

Para conocer más sobre el tema entra a Mobiliario 

También sabemos que el diseño del aula y el mobiliario del aula deben ser cada vez más flexibles.

Estamos viendo una evolución desde el concepto de las bancas escolares que se están adaptando a su vez a la evolución del plan de estudios, así como a múltiples herramientas de aprendizaje y estilos de aprendizaje.

Sin un diseño de apoyo (de las aulas y sus contenidos), es fácil que la tecnología interfiera en lugar de mejorar el aprendizaje.

Y la pregunta que más atemoriza es que si la tecnología reemplazará a los docentes es lo que más atañe hasta al mismo sistema educativo.

En sí, no estamos cerca del punto donde la inteligencia artificial (IA) y los robots reemplacen a los profesores humanos.

Aunque, el aprendizaje combinado está en aumento.

Por ejemplo, Blended Learning o Sistema UNO son programas de educación donde los estudiantes aprenden, en parte, a través de la entrega de contenido e instrucción a través de medios digitales y en línea.

Fuentes: Mobiliario,Unesco

Los estudiantes tienen cierto control sobre el tiempo, el lugar, el camino o el ritmo.

Algunas escuelas están muy por delante de la curva en lo que respecta a la dinámica de aprendizaje y el diseño del aula, según un artículo de National Public Radio (NPR).

Hoy podemos ver escuelas donde las clases se pueden tomar con una computadora enfrente o el profesor haciendo uso de este recurso.

Vemos por ejemplo en materias como matemáticas como los niños y los jóvenes recurren no solo aun recurso digital como sus tablets o calculadoras cuando en mi época estaba prohibido siquiera llevar una sencilla calculadora que solo sumaba y restaba.

Quizás lo más interesante de una clase de matemática es que debajo de todo el rumor humano, hay algo más que humanos ejecutando un programa que no son otra cosa que algoritmos.

Podemos entonces con esto decir que en todo momento estamos utilizando los complejos cálculos computarizados ya que son a través de ellos los que guían nuestras búsquedas de Google o seleccionan lo que vemos en nuestras Páginas de Facebook.

De esta forma estamos ya viviendo el rol que los algoritmos que están omando un rol más importante en el proceso de aprendizaje.

Esto es, con los programas de educación como Blended Learning o Sistema UNO ya los complejos algoritmos están tomando un papel que antes lo tenía solo el profesor, dejando ahora que el profesor tome un rol de guía.