Muévete y has cosas diferentes para que te sea más fácil el acceso a la universidad

Ahora que observo a los jóvenes ingresar a la preparatoria veo cómo suelen pasar su tiempo. Muchos de ellos pasan demasiadas horas dedicadas a la pantallas y sus celulares.

Sí, sé que muchos de ellos son responsables y realizan sus deberes y tareas escolares a tiempo, pero aún así, el tiempo restante lo dedican a pasarla frente a una pantalla.

También entiendo que las épocas son diferentes. Hace 3 décadas, en la que me tocó vivir este proceso las cosas eran altamente diferente.

Comenzando de que no había nada de la tecnología que ves ahora… ninguna, salvo las televisiones a colores en donde ya se incluía el control remoto.

Resultado de imagen para estudiar universidad

Salvo eso pensar en computadoras o celulares… para nada.

Yo tuve mi primera computadora (y fui una de las privilegiadas) cuando estaba en segundo semestre de mi carrera.

¿Un celular? Bueno… fue hasta entrados este siglo cuando tuve uno que solo servía para eso… llamar por teléfono y tenía un escueto SMS… eso era todo. Bueno, tenía radio pero no lo usaba.

Vaya, lo que te quiero compartir es que los tiempos se dedicaban para otra cosa y mucho de ese tiempo era para darse una vuelta a la biblioteca de la ciudad.

Si, no era una nerd pero tenía muy fija mi meta de llegar a la universidad y, particularmente entrar a la UNAM, por lo que tomé varios cursos preparatorios para regularizarme y un curso UNAM para conocer de fondo cómo sería el examen que presentaría.

Estos cursos los tomaba durante mis vacaciones largas que eran de junio a septiembre.

Así, entre estudiar y viajar a ciudad universitaria me mantuvo muy motivada durante mi preparatoria.

Quizás mis experiencias no sean tan válidas hoy en día porque no necesariamente necesitas una biblioteca ya que Internet te brinda toda la información que requieras.

Sin embargo, la experiencia de estar en una, de saber buscar un libro, de oler tanto libro que ha hecho historia y que aún tienen notas de otros estudiantes… bueno, eso no lo brinda la pantalla.

Sin embargo, hay que darle su lugar a las nuevas tecnologías.

No tienes que ir hasta Ciudad Universitaria si vives fuera de la ciudad, ya puedes hacer consultas por internet o bien, visitar bibliotecas de otras universidades del mundo… eso sí que era complejo en mí época.

Ahora bien, algo que me gustaría compartirte a pesar de las nuevas tecnologías es que busques moverte de forma diferente al resto de tus compañeros.

Por ejemplo, planifica algunos viajes para visitar los campus de las universidades en la que te gustaría postularte.

Tal vez conseguir un trabajo o ser voluntario, estas actividades te harán conocer un poco lo que es la vida fuera de la escuela y de casa.

Asiste a un taller, campamento de verano o viajar a algún lado, esto te dará un poco de independencia por lo que venga para el futuro.

Sea lo que sea, piensa que una actividad diferente a la de ver una pantalla o un celular pueda contribuir a tu experiencia como un estudiante joven y capaz que ponto se enfrentará al mundo.

Resultado de imagen para actividades universidad

Cuando comiences tu último año, te verás inundado de tareas escolares y diversas actividades.

Y en ese punto, el proceso de solicitud de la universidad se acelera considerablemente. Para cuando comience el último año, querrás estar preparado.

¡La universidad está a la vuelta de la esquina!

Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram