Menu

Atentado a escribir la historia de mis amigos.



Share with:

FacebookTwitterGoogle


Información extraída desde: Jenner y NaNoWriMo 

Vídeo: Vímeo

Es raro escribir esto, no estoy segura de porque accedí a hacerlo pero yo sola contar la historia de mis amigos simplemente es extraño porque yo tengo una versión de lo ocurrido pero no nos detenemos mucho a pensar en eso, tampoco tenemos mucho tiempo.

No pretendo contarles toda la historia a fondo y con detalles pero temo que antes debo de sacarlo todo para luego editarlo y que sea un artículo únicamente basado en  nuestros logros como video jugador que es casi imposible porque alguna vez nosotros fuimos el juego y el juego era nuestra vida.

Esto que están leyendo no se supone que los demás lo lean, es un draft únicamente para mis ojos, de aquí sacaré lo que pueda.

Comencemos por el principio (duh) Han pasado casi cinco años desde que éramos un equipo de jugadores de videojuegos nos llamábamos PWND… mentira ese fue un nombre en el que pensé pero terminamos con cosas de Garnachas por qué bueno, fue una especie de venganza por querer que yo me hiciera cargo de todo.

Nos conocimos gracias a un concurso de videojuegos organizado por la escuela, luego nos topamos en el local de videojuegos de la colonia. Los primeros que nos conocíamos fueron yo y Noé al parecer siempre nos hemos llevado bien, peligrosamente bien… después Patricio y Darío se integraron al grupo además de que siendo número par era más fácil estar en las competencias.

Imaginen que para la mayoría de torneos o es individual o es en pares. En el caso del Super Smash Brothers es doubles así que algunas ocasiones había oportunidad de competir por pares e individual ese juego era nuestra especialidad pasamos muchísimo tiempo jugándolo. El problema y lo divertido de jugar con tus amigos es que te sabes cada uno de sus combos esto sumado a tu conocimiento de tiempos con los ataques de tus personajes.

Se convierte en una danza que si uno se descuida le puede costar la partida, el verdadero reto era probar nuevas cosas, es un poco difícil cambiar la forma en la que jugamos pero una muy divertida.

No sabría decirles donde empezó todo mi problema con el grupo y no es que ellos fueran malos simplemente estábamos en otro canal. Por desgracia me convertí en la mamá de ellos por lo que me hacía cargo de inscripciones, organizar las fechas, cosas que aparentemente no eran su responsabilidad.

Además no se los dije en su momento, supongo para no hacer “más drama” pero mi nivel estaba subiendo muchísimo y lo notaban. Podía jugar contra dos de ellos al mismo tiempo y ganarles. Ya no estaban al mismo nivel conmigo, sin mencionar los sentimientos que se comenzaron a acumular con Noé… para el necesito como cincuenta pergaminos para explicar parte de la situación que vivimos.

Dejé el equipo porque ellos ya no lo tomaban en serio, ya no me tomaban en serio, me sentían muy segura como si hubiera estado toda mi vida ahí. Son cosas que me frustraron muchísimo pero no me detuvieron si soy honesta a veces los extraño muchísimo, había cosas que nos hacían nosotros. El juego solo era un vil pretexto para estar juntos.

Espero esto no llegue a sus ojos, llegará pero no quiero que sea de este forma, por desgracia no puedo seguir escribiendo porque debo de acompañar a una amiga a unos análisis clínicos pero pronto regresaré porque al parecer esto en verdad requerirá más tiempo de lo que esperaba.